miércoles, 10 de enero de 2018

...

Como escribir cuando tienes mil pensamientos en la cabeza incapaz de ordenarlos, cuando no entiendes como la vida te puede dar así, de golpe y porrazo, sin esperarlo, un mazazo que te desbarata por completo…

A veces la vida es muy jodida, muy “hija de puta” y por más que lo piensas no puedes creer lo que en ocasiones sucede. ¿Cómo puedes estar un día tan tranquila en casa, hablando con una persona, al rato irte al médico, decirte que esta todo bien, que es solo una noche de observación, algo normal y de repente sonarte el teléfono en la madrugada, coger tu coche y encontrarte con que una parte de ti se ha ido??? Cómo te explicas eso, como lo asumes, lo aceptas, si ni siquiera te ha dado tiempo a asimilar lo ocurrido. Pero es que aveces no hay tiempo, porque no estás tu sóla, hay más gente que debe saberlo, a la cual le tienes que dar esa noticia, esa noticia que en el fondo de tu ser quieres pensar que es un sueño, que es algo irreal y estas equivocada, pero no, haces las llamadas necesarias y que llamadas tan duras. Y no pensando ya en mi, sino en la otra persona al otro lado, que duerme plácidamente y le despiertas en la madrugada para darle un mazazo. ¡¡Y que injusta es la vida!!! Te haces mil preguntas, en ese momento que te quedas sola y no, no existe respuesta, no se sabe cómo ha podido ocurrir ni porqué, sólo sabes el resultado, esa mierda de resultado que no desearías ni a tu peor enemigo. Y después de pasadas unas horas, sales a la calle, en plena noche, apunto de amanecer, ves que un coche está ahí aparcado, esperando para llevarse algo tuyo y es cuando la realizad te da otro mazazo y de repente tus ojos se convierten en un río, necesitan sacar lo que anteriormente no sacaron, porque aunque estuvieras en shock, triste, angustiada, te podía más la preocupación por otra persona…

Y te dan ganas de gritar, de enfadarte con el mundo y la vida y de llorar, querer cerrar los ojos y pensar que es un mal sueño del que vas a despertar, pero no, los abres y ahí sigues, en la madrugada, en un frío aparcamiento enfrente del coche más horrible del mundo!!!!
Y pasan los días, y tienes tus momentos de soledad, que se agradecen, porque son donde realmente te puedes desahogar tranquilamente, porque la caca de tu cuerpo, tiene un puñetero mecanismo que cuando estas con la gente se te cierran las compuertas y no te deja salir líquido y sale en tu defensa esa pequeña sonrisa para que no te hundas…

Y qué día tan largo, rodeado de muchísimas personas, sorprendida por la cantidad de gente que hay, aunque tu la mayoría del tiempo estas presente pero ausente, no eres consciente de muchas cosas, donde de repente te empiezas a ahogar y tienes que salir rápido a la calle para respirar profundamente y  dejar que fluyan esas lagrimas… pero gracias a Dios, tienes a tu lado a personas que te quieren, que madrugan para estar ahí contigo, que hacen el esfuerzo y van a acompañarte, que las tengo toda la mañana entrando y saliendo porque me dan ratos de ahogo, que las mareo, pero ahí están conmigo y no saben cuanto se lo agradezco. Personas que te escriben, que te llaman y aunque tu no contestes, no se molestan, porque entienden que no tienes ganas de hablar…  y yo, yo solo puedo dar las GRACIAS a todo el mundo que ha estado conmigo, y ya no digo sólo físicamente, porque, aunque en la distancia, sentía el calor de las personas.

Y los días van pasando, porque como siempre se dice, la vida sigue, sí, claro que sigue, vuelves a tu rutina, a tu trabajo, a tus cosas, pero te pones a pensar y te das cuente que, aunque quieras, ya nada volverá a ser como antes, que uno de tus días favoritos del año, jamás volverá a existir, porque siempre habrá un hueco vacío…

Y cada persona es como es, vive las cosas a su manera, de su forma y como mejor puede, hay gente llorona, gente que se enfada con el mundo, gente que le da por reírse porque es la única forma que tiene de no hundirse pero que encuentra sus momentos de desahogo… No todo el mundo es de expresar como se siente, hay gente más “fuerte” y más “débil” … y todo está bien, en orden, todo es aceptable, que cada cual lleve su dolor como quiera y como pueda… Pero que siga, que siga adelante, porque, al fin y al cabo, nosotros seguimos aquí, rodeadas de personas a las que queremos y que nos quieren y eso también hay que valorarlo…

2017, un año que me ha enseñado más aún, que la vida son dos días, que hoy estamos aquí pero que mañana no se sabe que puede pasar, que hay que vivir intensamente cada momento que la vida nos regala, que no podemos ir con miedos, ni dejarnos paralizar por los “y sii…”, hay que vivir, seguir avanzando día a día y aprendiendo de todo, porque siempre sale el sol, después de la tormenta siempre llega la calma y porque todo tiene una solución excepto la muerte, asi que… a vivir!!!


Y aunque ahora no sea un buen momento para mí, aunque sé que aún me quedan muuuchos días de bajona, momentos que aunque este contenta no podré estarlo 100% porque me falta una parte, hay que seguir adelante, porque siempre lo he dicho, “lo mejor esta por llegar” aunque ya será siempre diferente….

domingo, 1 de octubre de 2017

Adiós Septiembre...

Yo siempre he visto septiembre como un buen mes, es como que empieza un nuevo curso escolar, pues para mi era como comienzo de una nueva etapa,  nuevos retos. Yo soy así, normalmente la gente hace su lista de propósitos en año nuevo, pero yo... me adelanto a septiembre jajajaja

Este año, he odiado septiembre en su gran mayoría, lo empecé malamente, dando más de tres pasos y asfixiándome... tuve unos días buenos, que me permitieron disfrutar de mi feria, menos mal que el primer día la cogí con ganas, porque luego empezó el frío, el aire y a dolerme garganta, muela... consecuencia, acabar en el médico y 8 días con antibióticos, un dolor de muela que no me dejaba ni dormir porque no había pastilla que me quitara el dolor y un flemón que parecía que tenia 500 caramelos en la boca 😭😷 y cuando empezaba a aliviarse el dolor de muela...zasca!!! catarrazo para el cuerpo que no me dejó ni moverme del sofá, y para colmo, todo fuera de casa y solita los fines de semana sin que nadie me diera un mimito o un achuchon. Llegaron unos días buenos, para el martes operarme de la muela del juicio. Creo que ha sido lo mejor que me ha pasado este mes, operarme y deshacerme por fin de esta muela que tan mal año me ha dado... y encima, de baja y una semanita en casa con mimos de mamá, que siempre vienen bien y, disfrutando de los sobrinos que como son pequeños, aún me dejan comérmelos a besos y darles mil abrazos jijijiji

También ha sido un mes de mucho pensar, de abrir los ojos y empezar a mirar más por mi. Quedarme claro que cada persona es como es y que en ocasiones, no se puede tener lo que se quiere, por lo tanto, hay que aceptarlo y alejarse, aunque duela. En mi queda el haberme desahogado, el haber buscado una solución a mi estado bajo de ánimos en ocasiones, el no guardarme nada para mi y expresar como me he sentido, aunque haya recibido silencio o haya sentido que ni se me ha escuchado, pero eso también me ha servido pero decir, ¡hasta aquí!. Los polos opuestos no pueden juntarse, cada uno va por caminos diferentes y esos caminos no se pueden juntar, pues genial, que cada uno siga su camino y disfrute del trayecto y de lo que el viaje le tiene preparado!!

Aunque en septiembre no he estado 100%, en los días buenos sí que empecé a plantearme mi lista de "nuevos propósitos" y ahora en octubre, después de buscar y buscar cosas para hacer o cambiar, empezaré a llevarlo a cabo y a desarrollar  el nuevo "chip" que me he implantado jijiji

Siempre lo he dicho y lo he pensado, todo pasa por algo, de todo se aprende y aunque en ocasiones piense que cambiaría 20 mil cosas si volviese atrás, creo que llegado el momento no cambiaría nada, total, si ha pasado es por algo... lo importante, aprender y sobre todo, seguir andando sin detenernos en este maravilloso (y/o no tan maravillo en algunas ocasiones) camino que tenemos la fortuna de poder recorrer y descubrir... Disfrutemos día a día, porque hoy estamos aquí, mañana no sabemos como nos vamos a levantar, ni en donde, ni siquiera si nos levantaremos...



Hay un frase que dice "del otoño he aprendido, que aunque las hojas caigan, el árbol sigue en pie". Así que, ya sabéis, sed muy felices, si encontráis piedras en vuestro camino, darle un patada, apartarla y continuar hacia adelante, porque lo mejor esta por llegar y sobre todo, nunca dejéis de soñar 💋💋💤

domingo, 20 de agosto de 2017

El afán de saber

No se bien si la necesidad de saber, de tener las respuestas de todo, es algo bueno o malo. Hay gente que no sabe quedarse con la duda, que necesita saber y que preguntan de más; parece que nunca se quedan satisfecho y quieren saber más y más y más, incluso aunque sepan que tal vez, no haya una respuesta o que la que hay no les gusta o les va hacer daño, que en el fondo no es necesario saberlo. Ese puede ser el problema, que saben que la respuesta que van a recibir no les gusta y por eso no se cansan, no se quedan satisfechos y necesitan seguir sabiendo... Hay que saber parar, no siempre se puede saber todo, no hay que preguntarse tantas cosas y no todo tiene un porqué, una respuesta.

Pero, cómo le enseñas a esa persona a cambiar su forma de ser, a mitigar aunque sea un poco, esa sed de respuestas. No sabemos tampoco porqué es así, tal vez tiene un motivo, una razón. No todo el mundo tiene las cosas tan claras, no todo el mundo sabe que es lo que quiere, necesita o busca. Habrá gente soñadora y/o ilusa que se pasa todos sus ratitos libres imaginando planes futuros y claro, luego quiere saber si esos planes imaginarios algún día tendrá la suerte de cumplirlos, ya que a lo mejor,  no sólo dependa de ella poder llevarlos a cabo.


Tal vez, simplemente necesita saber porque en el fondo sabe la respuesta y no quiere continuar caminando por esa carretera, porque tiene miedo que si continúa llegué un coche y le atropelle y prefiere, aunque sea un error parar en seco y no continuar, aunque a lo mejor, sí va por el camino correcto, sólo es que tiene que bajar el ritmo y aprender a llegar a la meta un poco más tarde...


Al final, puede que todo se reduzca a una sola palabra, MIEDO, que no sea afán o necesidad de saber, simplemente se siente más segura, protegida, si tiene todas las respuesta, así no le podrá pasar nada que le dañe. Todo el mundo al fin y al cabo, tiene miedo, miedo a volver a ser dañada, a volver a equivocarse y como pava, volver a tropezar con la misma piedra... pero eso no se sabe nunca. No se puede conocer todo, tener todas las respuestas, caminar 100% seguro, simplemente hay que seguir andando y ya la propia vida te irá dando poco a poco esas respuestas que tu necesitas, sin necesidad ni tan siquiera, de haber tenido que preguntar...

Pero sea como sea, con preguntas o sin preguntas, nunca dejes de soñar...

viernes, 14 de julio de 2017

Nos ponemos a dieta

Normalmente la gente cuando va llegando el verano empiezan la famosa "operación bikini". No es mi caso, me puse a dieta no porque fuese febrero y viese que el verano pronto llegaría, fue un cúmulo de cosas las que me hicieron tomar esa decisión.

La verdad que cuando me he ido de casa, normalmente he tendido a engordar y me estanco en ese peso. En el 2015 me fui a trabajar fuera de casa y pasó lo de siempre, comencé a engordar... Todo hay que decirlo, yo no me lo notaba, me miraba al espejo y no lo notaba, pero cuando volvía a casa mi madre después de unos meses, me recibía con un "estas engordando", hasta que me enfadé y le dije "la próxima vez que venga y antes de ni siquiera saludarme me digas que estoy engorando no bajo!!" Después de 18 meses fuera, regresé a casa, con todos mis chismes y 10-12 kilos de mas 😲😲😲😲
Estaba en mis record y no podía ser... Vuelvo a repetir que yo me miraba espejo y tampoco me lo notaba tanto, aunque en la ropa sí, me quedaba pequeña. Creo que  lo que me hizo decidirme a comenzar a cuidarme un poco fue cuando, unos días después de nochevieja, el local donde fui de Cotillón, subió las fotos y me vi una cara goooordaaa a más no poder!!! Tener un culo gordo, bueno, siempre he sido de caderas anchas, o unos brazos mas gordos, también podía pasar, pero "cara bolla" si que no. A todo esto, se suma que a los pocos días fui al médico porque quería tomarme unas pastillas y me dijo que era recomendable que adelgazara algo, también la reumatóloga en alguna ocasión me lo dijo y así me dolerían menos las rodillas.

En febrero fui a una nutricionista y me marqué como objetivo perder 10kg. Era consciente que según mi alimentación es muy complicado, ya que me gusta muy poca variedad de alimentos y los que más me gustan, son los que más engordan. Prácticamente no tomo nada de fruta, de verduras dos cosas contadas y no muy a menudo y el pescado tampoco. Ese era el reto de mi nutricionista, hacerme un plan con la gran restricción que tenía porque hay mil cosas que no me gustaban, y no es de no me gusta pero hago el esfuerzo y me las como, no!!! No me gustan y soy incapaz de comerlas, se me cierra el estomago, me dan ganas de vomitar, no puedo!!! Las espinacas por ejemplo, una vez en semana y mezclándola con algo, puedo comérmelas pero unas alcachofas ni verlas ni olerlas!! y da igual con que intentes engañar el sabor con otra cosa que no puedo!!. El objetivo que me marqué de 10kg en febrero era para lograrlo para una boda de una amiga que se casaba el 30 de abril y... lo conseguí!!!

Ahora estamos en julio y he perdido algún que otro kilo más desde que en mayo dejé de ir a la dietista y seguir por mi cuenta. Después me marqué el objetivo de perder 5kg más y ya estaría en los parámetros "sanos" según el IMC. Aunque esto  no es algo que me preocupe mucho, yo con sentirme bien es lo que me importa, nunca he sido una obsesionada del peso, ni lo he sido ni lo soy actualmente. Naturalmente que da mucha alegría de que me peso y miro la bascula y sobre todo de que veo que mi cara vuelve a ser la misma de siempre, ya no esta gooordaaa!!! Al igual que me miraba al espejo y no me notaba que estaba más gorda, ahora me miro y tampoco veo que haya bajado 12-13kg... vuelvo a repetir, me lo noto en la ropa y no en el espejo...

Esto es solo el principio, este post tendrá segundo o tercera parte, donde contaré más profundamente como he perdido los kilos y sobre todo como lo he vivido con mi "problema" de que no me gusta casi nada y algunas consecuencias que han surgido (ahora hay cosas que me gustan aún menos). He comenzado diciendo que siempre cuando me he ido fuera de casa he engordado, pues bien, el lunes me vuelvo a marchar de casa para trabajar, mínimo un año y he de confesar, que estoy algo asustada porque no quiero volver a mi rutina de ir cogiendo kilos y kilos cada semana que paso fuera...
Concienciada estoy de que poner o no poner kilos esta en mis manos y en mi actitud, solo necesito ser un poco constante (no lo soy nada) y no ser vaga en el sentido de comer a lo fácil y rápido comida basura jajajaja, por lo tanto, CONTINUARA...

Mientras tanto, sed felices y ya sabéis... nunca dejéis de soñar 💋💋💋

domingo, 28 de mayo de 2017

¿Enfado o desilusión?

Hay ocasiones en nuestra vida que nos enfadamos, pero realmente, es un enfado enmascarado de tristeza, desilusión, de no entender las cosas... Lo podemos llegar a demostrar con un enfado porque no sabemos explicar realmente que hay de fondo. Y no, no estamos enfados con alguien realmente, simplemente se ha dado una circunstancia que te ha entristecido. Siempre lo digo y siempre lo he pensado, cada cual vivimos las cosas de una manera, cada persona ve la vida con sus propias "gafas" y ninguna es mejor que otra, todas son diferentes y aceptables. Todos tenemos derecho a enfadarnos y tenemos derecho a no entender el enfado de la otra persona, porque naturalmente, cada uno lo vive desde su punto de vista, y vuelvo a repetir, todos son aceptables y respetables.

Se dan situaciones que te pueden crear ilusión, no el hecho en sí de hacer cierta cosa, sino lo que conlleva el hacerlas, lo que puede haber detrás, pequeñas cosas, que pueden parecer insignificantes para algunos y enormes para otros. Y el fallo puede ser que no has expresado lo que para ti significan ciertas cosas porque las das por sentado, pero no, no se puede dar nada por sentado, porque lo que tu ves de color lila para mi puede ser malva. Tu puedes pensar, "ostias para algunas cosas si y para otras no?" pues no, yo no lo entiendo, pero bueno...

Pero como cada día, el sol sale, brilla, nos calienta, nos alumbra y llegada su hora, desaparece hasta el día siguiente, que ahí vuelve el colega. Igual el "enfado", no podemos estar toda la vida enfadados porque es una perdida de tiempo, cansa mucho estar enfadado, aunque según mi madre "podría enfadarme todos los días" jajaja, (si estoy muy enfadada o disgustada se me quita el apetito...), nos podemos permitir nuestros momentos o días de enfados, pero ya esta, mañana es un nuevo día, una nueva oportunidad que se nos brinda y hay que empezar de cero, con ganas y sin ningún lastre que nos impida disfrutar.

Yo he tenido un fin de semana para mi, para mi "enfado", ¿Qué me ha dolido? SI, ¿Qué no entiendo cosas? SI, ¿Qué he estado de mal humor? SI, ¿Qué me he puesto cabezota? SI, ¿Qué se me ha quitado el apetito? SI jajajaja ¿Qué yo llevo la razón? pues no lo se, depende quien lo mire, yo llevo mi razón y tengo mi dolor, mi enfado, mi decepción, mi tristeza, mi... 

Pero mañana ya es lunes y sí, me gustan los lunes, siempre lo he dicho y siempre los diré, los lunes son una nueva oportunidad de afrontar una nueva semana, nuevas metas, nuevas rutinas... como cada día, hay que vivir a tope, dando las gracias por seguir ahí, por poder contarlo...

¿Enfado o desilusión?

Por cierto, aunque talvez, no venga a cuento, no se si habréis visto la película "inside out" (del revés) aunque sea una película de dibujos animados, animo a todo el mundo que la vea, por que creo que enseña muchas cosas, de los sentimientos, que todos son aceptables y necesarios, no se puede estar siempre alegre y contentos, la tristeza, el miedo, el enfado... también forman parte de nuestra vida y son necesarios, todo en su justa medida, de todos hay que hacer uso!!

Y sobre todo, como siempre os digo, sed muy felices y Nunca dejéis de soñar...