jueves, 24 de septiembre de 2015

El efecto pigmalión

Buenas tardes;

¿Qué tal os va todo? Ya hemos comenzado el otoño, una estación que a mi particularmente me encanta a la vez que me produce nostalgia... 
El año pasado escribí una entrada en septiembre con mis nuevos propósitos, si la queréis leer es ESTA, este año no me he propuesto cosas en concretos, voy a dejar que fluya, así no me agobio cuando veo que la mitad de las cosas no las he cumplido jajaja. Hace una semana y pico empecé con un entrenamiento en el que poco a poco siguiéndolo semana a semana conseguiré correr. Como ya conté en algún post, cuando era pequeña estaba en gimnasia rítmica, luego en baloncesto y ya, después he estado en varias temporadas apunta a aerobic, step, zumba, pilates... pero nada continuo...
Soy una persona con "poca fuerza de voluntad", bueno en verdad no se si tengo poca voluntad o es que desde siempre me lo han repetido tantas y tantas veces que ya me lo he creído e incluso creo que en algunas ocasiones lo utilizo como "excusa" para ciertas cosas. En más de una ocasión he empezado hacer algo y cuando lo he contado la respuesta que me han dado ha sido " a ver cuanto duras" "no se para que te apuntas si luego lo dejas", etc, etc...

No se si habéis visto el anuncio donde hablan del efecto pigmalión, por si es no, aquí os lo dejo, a mi me encanta y me ha dado mucho que pensar.


Tenemos que tener mucho cuidado con lo que decimos, porque puedes condicionar inconscientemente a una persona. Con mi trabajo me he dado cuenta que hay personas que "machacan" mucho a sus seres queridos, que están continuamente diciéndoles "eres tal y cual" " no vales para eso" "siempre serás igual, no vas a cambiar" "tu no vales", no existe ese "voto de confianza", siempre digo que hay que animar, dejar que lo intente, confiar, si lo hacen perfecto y si finalmente no lo han conseguido, pues no pasa nada se le alaba por haberlo intentado y haber hecho el esfuerzo.

No todo el mundo es igual, no todo el mundo tiene la misma constancia, "sirven" para todo... Hay que respetarlo y estar ahí para apoyarles en vez de insistirle y repetirle sus fallos, defectos o carencias.

Yo misma, por ejemplo, para el ejercicio soy pésima, chochona, "vaga" ... es verdad que me he apuntado 20 mil veces a clases y me he quitado 20 mil y 1 vez, que duro 3-4 meses... pero también es verdad que desde siempre me han machacado con la típica frase de "haber lo que duras" o... Si ya de por sí me cuesta, si encima lo único que recibo son criticas negativas pues... no ayuda mucho la verdad... Como bien he dicho estoy intentando hacer una rutina de ejercicio y he de reconocer que me cuesta la misma vida, aunque cuando llego, una satisfacción personal me recorre el cuerpo jajajaja y aunque sé que nadie cree que lo pueda conseguir, ahí sigo yo, si lo logro genial y sino, pues por lo menos lo he intentado y punto!!!


Por lo tanto, no hagáis caso de la gente, sobre todo de esa que te intenta desanimar, persigue tus sueños y disfruta el camino que recorres mientras llegas a él ya que aveces no importa tanto la meta sino el trayecto!!! Y por favor, tener cuidado con el mensaje que dais a las personas, animarlas y sino sabéis animar simplemente callaros, que aveces se esta mas guapa con la boquita cerrada!! jijiji

Y ya sabéis, nunca dejéis de soñar...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Déjame un comentario y me harás un poco más feliz. Mientras haya respeto toda opinión y sugerencia es importante. Bss